domingo, 16 de diciembre de 2018

ADVIENTO. TERCER DOMINGO.


III Domingo, el testimonio, que María, la Madre del Señor, vive, sirviendo y ayudando al prójimo.


Coincide este domingo con la celebración de la Virgen de Guadalupe, y precisamente la liturgia de Adviento nos invita a recordar la figura de María, que se prepara para ser la Madre de Jesús y que además está dispuesta a ayudar y servir a quien la necesita. El evangelio nos relata la visita de la Virgen a su prima Isabel y nos invita a repetir como ella: “Quién soy yo para que la madre de mi Señor venga a verme?.

Sabemos que María está siempre acompañando a sus hijos en la Iglesia, por lo que nos disponemos a vivir esta tercer semana de Adviento, meditando acerca del papel que la Virgen María desempeñó. Te proponemos que fomentes la devoción a María, rezando el Rosario en familia, uno de los elementos de las tradicionales posadas, que inician el próximo día 16. Encendemos como signo de espera gozosa, la tercer vela, color rosa, de la Corona de Adviento.

Parroquia de San Cristobal
Madrid



domingo, 9 de diciembre de 2018

ADVIENTO. SEGUNDO DOMINGO.


II Domingo, la conversión, nota predominante de la predicación de Juan Bautista.


Durante la segunda semana, la liturgia nos invita a reflexionar con la exhortación del profeta Juan Bautista: “Preparen el camino, Jesús llega” y, ¿qué mejor manera de prepararlo que buscando ahora la reconciliación con Dios? En la semana anterior nos reconciliamos con las personas que nos rodean; como siguiente paso, la Iglesia nos invita a acudir al Sacramento de la Reconciliación (Confesión) que nos devuelve la amistad con Dios que habíamos perdido por el pecado. Encenderemos la segunda vela morada de la Corona de Adviento, como signo del proceso de conversión que estamos viviendo.

Durante esta semana puedes buscar en los diferentes templos que tienes cerca, los horarios de confesiones disponibles, para que cuando llegue la Navidad, estés bien preparado interiormente, uniéndote a Jesús y a los hermanos en la Eucaristía.

Parroquia de San Cristobal
Madrid



miércoles, 5 de diciembre de 2018

SANTA ÁNGELA DE LA CRUZ - EL BELÉN


Una cosa que más me gusta hacer en Navidad es visitar los "Belenes" que se suelen preparar. ¿A qué es una fiesta muy bonita?, claro que si, lo pasamos bien los mayores y los pequeños, yo creo que más los pequeños, por varias razones: una porque hay vacaciones y no hay cole, otra porque el menú suele ser apetitoso y sobretodo porque al final llegan los Reyes Magos con sus obsequios. 

¿Y qué te puedo decir de Santa Ángela? Pues que le encantaban esta fiestas, yo también creo que por varias razones que no son las mismas que los niños. Primera porque se hizo presente Dios en el Portal, que vino a salvarnos; otra porque era muy devota de San Francisco de Asís, el inventor del Portal podemos decir y también porque vivía la Navidad intensamente con las Hermanas en las celebraciones y en las recreaciones.

Desde los primeros siglos se tienen algunas representaciones pictóricas en las catacumbas romanas de Priscila de escenas de lo acontecido en Belén y referidas a la Sagrada Familia pero, la primera representación con figuras fue debido a que San Francisco de Asís, en el año 1922, tuvo la idea y así lo realizó en una ermita de la Villa de Greccio en Italia.

Dice la tradición que él mismo modeló una imagen del Niño Jesús e invitó a los vecinos a representar escenas del Nacimiento y así se representó por primera vez plásticamente "El Belén" 

Esta tradición se fue extendiendo, primero a Nápoles, pues hasta nuestros días son famosas las figuras que allí se realizan; más tarde fue algo que caló en muchos lugares y, a España parece ser que llegó con el rey Carlos III que, en el siglo XVIII, puso un "Belén en su palacio" que fue copiándose por los nobles y después en todas las iglesias, familias, comercios y... hasta hoy.

Sor Ángela estimulaba a las Hermanas con sus indicaciones y palabras de ánimo para que se animaran a montarlo cada vez con mayor esmero y arte. Motivo por el cual las Hermanas realizan en sus conventos verdaderos portentos de esta representación navideña. 

Yo no dejo de visitar todas las navidades el que montan las Hermanas en la Casa Madre en Sevilla. Me parece una obra extraordinaria de finura, equilibrio y detalles. Dice la historia, porque ya ha pasado mucho tiempo, que este Nacimiento lo idearon las Hermanas Dolores y San Genaro allá por el año 1897, que parece ser que tenían un arte que no se podía aguantá. 

Lo que no tenían eran muchos medios por eso, la Hermana San Genaro se apañaba para pintar los decorados y para hacer con sus manos: pastores, ovejas, cabras, perros..., las montañas, las cuevas y todo lo que se ponía por delante, pero sobre todo, se esmeraba en representar el portal donde "nacía Jesús", con su Madre, a veces utilizando la Imagen de la Virgen de la Salud vestida de hebrea y San José, donde no faltaba el pesebre con la mulita y el buey. 

No podían faltar los ángeles y arcángeles revoloteando alrededor de la cueva, algunos parecía que volaban de verdad, ¡Qué arte! ¡Gloria a Dios en el Cielo! y anunciándoles a los pastores la feliz noticia del nacimiento de Jesús: "no temáis, os traigo una gran noticia... Hoy en la ciudad de David, os ha nacido el salvador, que es el Mesías Señor. Esto os servirá de señal: encontraréis a un niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre"...

En el Belén que ponen las Hermanas en nuestros días se pueden apreciar verdaderos "milagros" que sorprenden por lo casi imposible de realizar. Hay unos Reyes que caminan hacia el Portal, bueno no caminan porque van en cabalgadura, pero lo hacen con tal destreza por aquellas montañas que dan vértigo; unas casitas que hacen equilibrio pero no se caen y hay un rio, aparte del agua que cae en una cueva, que debe tener unas truchas magníficas. El ruidito del rio te proporciona una cierta paz que te viene muy bien para que sigas contemplando tal maravilla; ves pajaritos que hacen sus nidos por entre la profusión de ramas y otros que parecen cantarles al Niño un canoro villancico y dan colorido con su plumaje multicolor. 

En lo alto de un pico rocoso un castillo que debe ser el de Herodes, el que quiso engañar a los Magos, pero que no volvieron como les pidió, se fueron por otro camino y el engañado fue él. Me encanta un pastor, figura preciosa que, como saliendo de una cueva, toca su afinada flauta que, no suena pero que le hace a uno pensar en melodías celestiales, y la expresión de los pastores que reciben el anuncio del Ángel, hay uno que está como asustado tapándose la cara con la manta, otros ya están ofreciéndoles al Niño sus dones: queso, pan, corderitos... Hay una cueva tan profunda que no se explica uno como estando la pared detrás pueda seguir su profundidad que parece que la atraviesa.

Las casas construidas en lugares imposibles con sus luces encendidas; las ovejitas y cabritas, algunas en lo más alto de las montañas como es lo suyo; la gente que transita por caminos escarpados; las palomitas posadas o volando; la pastorcita que cruza el puente, la costurera, el panadero o el que pega al borriquito que no quiere andar y unos apetitosos madroños y... ¡qué se yo!, un montón de cosas. Pero lo mejor de todo es el Portal, es como una cueva rústica pero que le dan a uno ganas de meterse en ella y allí..., bueno allí la Sagrada Familia, ¡qué más se puede pedir!

Creo que las Hermanas que hacen ahora el Belén ya no se llaman Dolores o San Genaro pero, lo que si sé es que han heredado su arte, su delicadeza y su finura y parecen tener manos de malabaristas por las cosas tan sorprendentes que consiguen. Créete lo que te digo, ni los mejores arquitectos serían capaces. Pero a mi me bastan que sean manos de Hermanas de la Cruz, porque más que las manos ponen su alma, por eso, cuando la Comunidad se reúne ante el Portal a cantar villancicos seguro que se asoman también en el cielo los ángeles un poco envidiosos porque, mejor que las Hermanas, no cantan ellos. ¿A que no?

Qué quieres que te diga: Sor Ángela disfrutaba con la Navidad y el Belén estoy seguro, pero todas las Hermanas de entonces y las que han ido llegando después, también. Bueno y los que vamos a contemplarlos más que a verlos, no digamos. 

¡GRACIAS HERMANITAS PORQUE VUESTRO ARTE TAMBIÉN NOS HABLA DE DIOS!


Con afecto, Saludos. 

Luis Cornello Espina, sdb.
Revista Hermanas de la Cruz nº22



lunes, 3 de diciembre de 2018

ORACIÓN MENSUAL




Un mes más, la Hermandad de Nuestro Señor Jesucristo Resucitado y de Nuestra Señora de la Alegría convoca a sus hermanos, cofrades y fieles a realizar una oración ante nuestros Sagrados Titulares en la capilla bautismal de la Basílica Menor de Nuestra Señora de los Milagros. 

La oración se llevará a cabo el próximo viernes 7 de diciembre de 2018, a partir de las 21h, teniendo acceso al Templo por la puerta de las Campanas.

domingo, 2 de diciembre de 2018

ADVIENTO. PRIMER DOMINGO


Navidad y Adviento no son fiestas independientes. El Adviento nació como tiempo de preparación para celebrar la fiesta de la Navidad, igual que la Cuaresma respecto a la Pascua. Resultado de imagen de adviento
 
Significado del Adviento
Al celebrar la Iglesia el Adviento, te invita a meditar en la venida del Señor. Esta venida se nos presenta en tres dimensiones:

Histórico. Es la espera en que vivieron los pueblos que ansiaban la venida del Salvador. Va desde Adán hasta la encarnación, abarca todo el Antiguo Testamento. Escuchar en las lecturas a los Profetas, nos deja una enseñanza importante para preparar los corazones a la llegada del Señor. Acercarse a esta historia es identificarse con aquellos hombres que deseaban con vehemencia la llegada del Mesías y la liberación que esperaban de él.

Místico. Comprende la preparación moral del hombre de hoy a la venida del Señor. Se asemeja a un Adviento actual. Es tiempo propicio para la evangelización y la oración que dispone al hombre, como persona, y a la comunidad humana, como sociedad, a aceptar la salvación que viene del Señor. Jesús es el Señor que viene constantemente al hombre. Es necesario que el hombre se percate de esta realidad, para estar con el corazón abierto, listo para que entre el Señor. El Adviento, entendido así, es de suma actualidad e importancia.

Escatológico. Es la preparación a la llegada definitiva del Señor. Al final de los tiempos, cuando vendrá para coronar definitivamente su obra redentora, dando a cada uno según sus obras. La Iglesia invita al hombre a no esperar este tiempo con temor y angustia, sino con la esperanza de que, cuando esto ocurra, será para la felicidad eterna del hombre que aceptó a Jesús como su salvador.

Esta celebración manifiesta cómo todo el tiempo gira alrededor de Cristo, el mismo ayer, hoy y siempre; Cristo el Señor del tiempo y de la Historia.

Esquema del adviento.
Inicia con las vísperas del domingo más cercano al 30 de Noviembre y termina antes de las vísperas de la Navidad. Los domingos de este tiempo se llaman 1°, 2°, 3° y 4° de Adviento. Los días del 16 al 24 de diciembre (la Novena de Navidad) tienden a preparar más específicamente las fiestas de la Navidad.

El color de los ornamentos del altar y la vestidura del sacerdote es el morado, igual que en Cuaresma, que simboliza austeridad y penitencia. Son cuatro los temas que se presentan durante el Adviento:

I Domingo, la vigilancia en espera de la venida del Señor.

Durante esta primer semana las lecturas bíblicas y la predicación son una invitación con las palabras del Evangelio: “Velen y estén preparados, que no saben cuándo llegará el momento”.

Es importante que, como familia nos hagamos un propósito que nos permita avanzar en el camino hacia la Navidad; ¿qué te parece si nos proponemos revisar nuestras relaciones familiares? Como resultado deberemos buscar el perdón de quienes hemos ofendido y darlo a quienes nos hayan ofendido para comenzar el Adviento viviendo en un ambiente de armonía y amor familiar. Desde luego, esto deberá ser extensivo también a los demás grupos de personas con los que nos relacionamos diariamente, como la escuela, el trabajo, los vecinos, etc. Esta semana, en familia al igual que en cada comunidad parroquial, encenderemos la primer vela de la Corona de Adviento, color morada, como signo de vigilancia y deseos de conversión.

Parroquia de San Cristobal
Madrid.



miércoles, 28 de noviembre de 2018

CESTA DE NAVIDAD


¡Llega la Cesta de Navidad del Resucitado! Un año más la Hermandad quiere dar la oportunidad de ganar una Gran Cesta de Navidad en la que colaboran ochenta y ocho empresas y se repartirán más de ciento cincuenta premios. 

Esta Cesta se sorteará el próximo 27 de diciembre de 2018 y la ganará el poseedor de la papeleta cuya número coincida con las cuatro últimas cifras del sorteo de la fecha mencionada. 

No te quedes sin tu participación ni tu almanaque del 2019, presidido por una fotografía del Besamanos de Nuestra Señora de la Alegría. 

¡PARTICIPA Y COLABORA CON LA HERMANDAD!   





lunes, 26 de noviembre de 2018

CARTEL DE SEMANA SANTA 2019





El Consejo Local de Hermandades y Cofradías nos informa de la presentación de las fotografías presentadas al concurso para la elección del Cartel Oficial de la Semana Santa 2019. 

Será el próximo viernes 30 de noviembre de 2018, en la Sede Social del Consejo Local, a partir de las 19,00h. 

En este acto se dará a conocer el veredicto del jurado.