martes, 7 de abril de 2015

¡Y VOLVIÓ A RESUCITAR!


Una mañana de sol y calor se levantó el pasado Domingo para que nuestra Hermandad anunciara la Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo. 

Después de dos años sin procesionar, Nuestro Señor Jesucristo Resucitado volvió a recorrer las calles de El Puerto de Santa María entre las 10,15h y las 14,50h.

La cruz de guía asomaba por la puerta de la Basílica Menor de Nuestra Señora de los Milagros con puntualidad, seguida de las representaciones de las Hermandades de la Borriquita, Flagelación, Misericordia, Nazareno, Humildad y Paciencia, Soledad y Veracruz. 

A continuación el libro de reglas, Cirio Pascual, Estandarte Corporativo, pavera, presidencia y cuerpo de acólitos, cerrando el cortejo el paso de Nuestro Señor Jesucristo Resucitado y la Agrupación Musical Los Polillas, de Cádiz, quien estaba celebrando su XXV Aniversario Fundacional.

Un año más las Hermanas Carmelitas esperaban y abrían las puertas de su Capilla para recibir con cantos de gloria al paso de Nuestro Señor Jesucristo Resucitado, donde nuestro Hermano Mayor realizó una oración.

Eran las 11,30h cuando el Diputado Mayor de Gobierno solicitaba la venia para pasar por Carrera Oficial, siendo el Delegado de Día D. Antonio Ml. Borrero. Es la primera vez que nuestra Hermandad transcurría por la nueva ubicación de la Carrera Oficial.

Después llegarían muchos momentos que quedarán grabados en las memorias de cada uno, destacando el paso por la Plaza de la Carcel, Jesús Cautivo y Meleros. 

Durante todo el recorrido, la Hermandad, estuvo acompañada de fieles que no quisieron perderse la Salida Procesional del Resucitado. 

Durante toda la mañana Nuestra Señora de la Alegría esperaba la llegada de su hijo en la Capilla de San José de la Basílica Menor, teniendo a sus pies una palma entregada por la Hermandad de la Borriquita en agradecimiento por el préstamo de los varales para la Salida de Nuestra Señora de la Entrega. 

Indicar la presencia de dos miembros de la Asociación del Santo Ángel Custodio delante del paso de Nuestro Señor Jesucristo Resucitado y la alegría de los niños de esta Hermandad repartiendo caramelos y tocando las campanas.

Una mañana llena de vivencias en la Hermandad más joven de la Ciudad, llena de alegría e ilusión en las calles de la ciudad porque Cristo Vive. 


Fotografías de Germán Arjona Cabrera



No hay comentarios:

Publicar un comentario