lunes, 27 de julio de 2015

PREGÓN DE 1994



Préstame Madre del Cielo
un poco de tu Alegría,
que llevar yo en este día
pueda otras Madres consuelo,
que sea tu nombre señuelo
para aliviar tanto llanto,
que cerrar a cal y canto
la puerta de tu tristeza,
resucita la belleza
entre tu sencillo encanto.

Los cantes de la bahía
a compás están sonando
porque Dios está triunfando
entre azul algarabía.

Dame tu nombre Alegría,
que tan a gloria me sabe
para que el luto se acabe
y proclame tu hermosura
una oración por el Puerto.
¡Gloría a Dios en las alturas!


D. Enrique Víctor de Mora y Quirós.
Pregón de la Semana Santa 1994.



No hay comentarios:

Publicar un comentario