viernes, 27 de marzo de 2015

PREGÓN DE 2013


El pregonero durante su Pregón
"Con la deposición del cuerpo sin vida de Jesús en el Sepulcro, a los pies del Gólgota, la Iglesia inicia la Vigilia en el sábado santo. María conserva en lo profundo de su corazón y medita la Pasión del hijo. Entonces el sepulcro, testigo mudo de la Resurrección, hablará. La losa levantada, el interior vacío, las vendas por tierra, será lo que verá Juan, llegado al sepulcro junto con Pedro: "Vio y creyó". Y, con él, creyó la Iglesia, que desde aquel momento no se cansa de trasmitir al mundo esta verdad fundamental de su Fe: "Cristo ha resucitado de entre los muertos, primicia de todos los que han muerto". El sepulcro vacío es signo de la Victoria definitiva, de la verdad sobre la mentira, del bien sobre el mal, de la misericordia sobre el pecado, de la vida sobre la muerte. 

Un grupo de jóvenes que estaban buscando su camino dentro del mundo cofrade, ayudados por el párroco de la Prioral D. Manuel Sánchez Mallou, le dieron vida a la Hermandad de Nuestro Señor Jesucristo Resucitado y Nuestra Señora de la Alegría. Llenando de resurrección las calles de El Puerto. ¡Cristo ha Resucitado! 

Las puertas de la Prioral se volverán a abrir el Domingo para anunciarnos la verdadera noticia de nuestra Fe, Cristo ha Resucitado y ahora con la claridad celestial del cielo de El Puerto en la mañana del domingo más domingo y festivo del calendario, la Hermandad nos lo vuelve a traer a El Puerto Vivo, resucitado de entre los muertos, para quedarse siempre entre nosotros. 

Quizás nos pase como a los Apóstoles y en nuestro caminar diario no lo reconozcamos, Él estará al lado nuestro en nuestro particular camino de Emaús y no sabremos reconocerlo, pero ahora si, en la fracción del pan. Y aunque tengamos en muchas ocasiones que meter el dedo en la llaga para darnos cuenta que nuestro hermano, nuestro vecino, nuestro prójimo es el propio Jesús Resucitado, creeremos en Él y esperamos cincuenta días para que el Espíritu Santo nos ilumine con su gracia y rocío de vida. 

Madre de la Alegría en tu cara se ve reflejada, al igual que en Belén, la Buena nueva que nos trae, Tu ya sabes que tu hijo Resucitó y nos acompañará hasta los días de la Salvación. En tu cara ya se perdió la huella del dolor, ya ha vuelto la sonrisa a tus labios al igual que en las bodas de Caná, la Alegría del mundo está en tu bendita mirada, pero Señora no nos hagas más lo del año pasado, no dejes al Puerto sin tu Alegría, en estos momentos convulsos, necesitamos de tu Alegría para poder seguir viviendo y poner en el corazón de todos los humanos, la Alegría de la Resurrección de tu Hijo, sal a las calles porteñas porque necesitamos de ti, de tu Alegría.”   


José Manuel Lorenzo Salmerón
Texto extraído del libro del Pregón
editado por el Consejo Local
de Hermandades y Cofradías.
Fotografía de 11500 El Puerto.



No hay comentarios:

Publicar un comentario