viernes, 15 de noviembre de 2013

LA HERMANDAD DE... 


Real Hermandad de Cristo Resucitado y Santa María de la Esperanza y del Consuelo de Zaragoza.

Escudo
Esta Hermandad nace de la inquietud de un pequeño grupo de personas cercanas al colegio de San Agustín y de la Parroquia de Santa Rita de los PP Agustinos, quienes vieron la necesidad de celebrar la Resurrección de Cristo por las calles de la Ciudad. La idea surge en 1975 y se concreta el 13 de Julio de 1976. 

La primera procesión en la que participa es en la del Santo Entierro del año 1977, como Hermandad invitada. El Domingo de Resurrección, de ese mismo año, realizan una procesión testimonial por el patio delantero del colegio. Desde sus inicios se crea una Hermandad mixta y cuenta con su propia sección de tambores y bombos. 

Es en 1981 cuando cuentan con las Imágenes de sus Titulares y pueden celebrar, por primera vez, el encuentro glorioso, algo muy propio de las Hermandades de la Resurrección en muchos puntos de España. 

En 1984 colaboran en la celebración de la Vigilia Pascual en la Basílica del Pilar, presidiendo la Imagen del Cristo, lo que provoca cambios en la Salida Procesional. 

En el año 2001 reciben el Título de Real por parte de S.M. D. Juan Carlos I, coincidiendo con el XXV Aniversario de la Fundación. 

En cuanto a las Imágenes, diremos que el Cristo Resucitado es obra de D. Jorge Albareda Agüeras (Zaragoza) y procesiona por primera vez en 1978. Muestra un Cristo sereno, con fuerza y vida, recién Resucitado, a quien se le van cayendo las vendas aún pegadas al cuerpo por los unguentos y bálsamos que se le habían puesto a la hora de darle sepultura. Tallado en madera de abedul de Finlandia, con una altura de casi tres metros.

Nuestra Señora de la Esperanza es del mismo autor y procesiona, por primera vez, en la madrugada del viernes santo de 1981. Busca salirse de la representación típica y realiza una talla de la Virgen como una mujer palestina del Siglo I. Tallada en madera de Abedul de Finlandia y de una altura mayor al tamaño natural, con los brazos abiertos mostrando su Esperanza y Consuelo.

Cada Sábado Santo es trasladado el Cristo Resucitado desde la Iglesia de San Cayetano a la Básilica del Pilar, se celebra la Vigilia Pascual y después se hace una pequeña procesión hasta el Palacio Arzobispal, donde tambores, bombos y timbales anuncian que Cristo venció a la muerte y resucitó. 

En la mañana del Domingo de Resurrección, es la Virgen quien procesiona desde el Colegio de San Agustín hasta la Plaza del Pilar, donde se asoma su hijo y realizan el encuentro acompañados de timbales, bombos y tambores. Será un orador invitado quien anuncie la Resurrección de Jesús, la jota se hace oración cantada y bailada, transmitiendo la alegría de todo el pueblo aragonés. Al concluir el acto se realiza una procesión hasta la Sede Canónica, la parroquia de Santa Rita. 

El hábito es túnica blanca con correa de piel blanca, siguiendo el estilo del hábito de los PP Agustinos. El tercerol, prenda de cabeza típica de la Semana Santa aragonesa, de gran longitud se basa en el tercerol de gala del bajo aragonés, de color azul celeste. Se completa con guantes blancos y zapatos negros. El escudo de la Hermandad aparece bordado sobre fondo blanco en la parte delantera del tercerol y el escudo de la orden de San Agustín en el brazo izquierdo. 


Esta Hermandad cuenta con S.A.R. el Príncipe de Asturias, D. Felipe de Borbón, como Hermano Rector de honor desde el 27 de abril de 1981. 















No hay comentarios:

Publicar un comentario