sábado, 27 de junio de 2015

PREGÓN DE 1995



El alba llegó a tu Puerto
y luce corredentora
nació a luz de la aurora
que amaneció por el huerto.

Atrás quedan los temores,
las penas, los desvaríos,
ya no hay nada que temer,
el sepulcro está vacío.

Y canta el muelle pesquero
con sus barcos a babor,
y el castillo y los esteros,
de las salinas de Amor.

La Plaza de Isaac Peral,
la calle Cañas y Sol,
San Joaquín y calle Cielo
y hasta el parque Calderón.

El Amor, resucitado,
la vida cambió el color
Gloria a Dios en las alturas
con su divina pasión.

La brisa Resucitada
trae azahar de victoria,
la muerte fue derrotada
y la Prioral de gala
se viste para la Gloria.

Toda la Gloria ya es tuya,
con tu Amor te la has ganado
y esos cielos esperados
te abrazan ya en las alturas.

Porque Cristo, tu eres Dios
el Padrenuestro más cierto,
el Alba con que su Amor
Glorificó todo el Puerto.


Dña. Inmaculada Cáliz.
Pregón de la Semana Santa 1995.

No hay comentarios:

Publicar un comentario